Risoterapia para mejorar la salud


El acto de reír implica movilizar la mayor parte de los músculos del organismo, por lo que supone un gran ejercicio cardiovascular. Además, la risa fortalece el sistema inmune, relaja, libera de la angustia, ayuda a reducir el estrés y modera los síntomas de la depresión. Y estos son solo algunos de los beneficios de una buena carcajada.

Por ello, es importante aplicar técnicas que, en el día a día, ayuden a desarrollar en profundidad esta respuesta biológica, estrechamente relacionada con los vínculos sociales y afectivos. Y es que la risa, desarrollada con anterioridad al propio lenguaje, no solo ayuda a mejorar el bienestar personal, sino que supone una de las principales formas de comunicación entre las personas. “La risa es muy contagiosa porque su función principal es inducir ese estado de alegría en la otra persona”, comenta Pilar Lorenzo, profesora de risoterapia.

Esta técnica psicoterapéutica, que procura beneficios mentales y físicos por medio de la risa, enseña a reír por el único placer de reír, sin la implicación de ningún tipo de agente externo, al igual que lo hacen los bebés. Según Lorenzo, “la risoterapia busca el equilibrio, saber distanciarte de las situaciones que crean malestar para analizarlas desde un punto de vista más objetivo”. De esta manera, no es una técnica que fomente un estado de optimismo exagerado, ya que este podría dificultar el aprendizaje que se presenta al cometer errores. Se trata, por tanto, de volver a aprender esta cualidad innata, y con ello, fomentar la reeducación emocional y la forma de enfrenarse a las adversidades.

Mejorar, en definitiva, la salud física, mental y emocional, y la autoestima y, con esto, la relación con las otras personas. “La risa es una actitud de vida, pero hemos aprendido tantas cosas para no reír, que la risa se presenta de manera muy ocasional, dispersa y condicionada”, explica Pilar Lorenzo.
El yoga de la risa

Otra de las disciplinas con la que se puede desarrollar la capacidad de reírse es el yoga de la risa, una corriente que procura desbloquear el cuerpo combinando ejercicios de respiración, estiramientos y ejercicios de la risa. Con ellos, se liberan inhibiciones y sentimientos de alegría, y se fomenta la relajación mental y corporal. “Creamos una disposición corporal risueña, abierta, y ahí empezamos a entrenar a partir de la capacidad para reír del cuerpo, sin pasar por un proceso que nos provoque la risa”, comenta Lorenzo.

Texto: C.CAMBEIRO -ww.lne.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s